miércoles, 22 de enero de 2020

Iglesias de Sevilla : La Colegial del Divino Salvador




Esta preciosa iglesia colegial del Divino Salvador de Sevilla, ya la vimos ,un poco de pasada, en el blog hace ya unos cuantos años,



Ya os comenté entonces que se levanta sobre los restos de un primitivo edificio romano  y de la mezquita hecha en tiempos de Abd el Rahmán II ,por el cadí de la ciudad Umar Ibn Adabbas en el 832,que fue la mezquita mayor de Sevilla hasta la llegada de los almohades.







Se encontraba localizada en las cercanías de uno de los brazos del Guadalquivir que pasaba muy cerca de la actual plaza del Salvador , muy cerca del primitivo Foro romano de Híspalis y de ahí el medieval culto a la Virgen de las Aguas, que luego veremos

De mi amiga Concha del Amo.
De ella se conserva parte de su alminar , que casi no se puede ver por la estrechez de la calle Córdoba, posteriormente rematado con una torre renacentista y bajo el cual se encuentra


la entrada al patio de las abluciones  de la mencionada mezquita


donde veremos restos de su construcción en los arcos laterales sustentados sobre capiteles romanos y visigodos



que el paso del tiempo, al recrecer el suelo, ha disminuido su hermosura y achicado su altura,


aunque en el s.XVIII se hermoseara con preciosas tallas de los cuatro patrones latinos de la Iglesia en el lateral del nuevo templo



Por este patio se accede, a la capilla de los Pineda ,hoy muy deteriorada, que fue lugar de enterramiento de la familia en el medievo, de preciosa y compleja bóveda de ladrillo


También por este patio, en frente se accede a la capilla del Cristo de los Desamparados, muy barroca, oscura y pequeña

Leyendas de Sevilla


que tiene este bello retablo de la Virgen del Prado obra de 1950 de Antonio Montero Sánchez


Es difícil de ver porque la mayor parte del tiempo esta cerrada.



Tras la conquista de Sevilla en 1248 por Fernando III de Castilla, la mezquita se sacralizó y se hicieron algunos cambios de orientación del altar mayor ,pero con el trascurso de los años, el viejo edificio se venía abajo y se terminó de derribar en 1671 iniciándose las obras del nuevo templo, que es el que hoy vemos, por parte de diversos arquitectos hasta que la obra le fue encomendada a Leonardo de Figueroa en 1689 que la finalizaría, cubriendo sus bóvedas, la cúpula principal y todo el recubrimiento interior  en 1712.

Este es el plano del mismo que nos servirá para hacer el recorrido

internet
Como veis el edificio tiene planta de salón rectangular dividida en cuatro tramos, sobre veinte enormes pilares cruciformes,




siendo la nave principal algo mas ancha que las dos laterales




y en el centro del segundo tramo se remata con una bella y esbelta cúpula sobre tambor con linterna



La riqueza arquitectónica ,es impresionante y es donde se ve la obra del genio de Leonardo de Figueroa,en sus naves,con bello triforio recorriendo sus laterales




y en su bellísima intersección que hace de crucero



En el hastial un bello órgano ,entre los cinco mas importantes de España, del maestro organero Juan de Bono, que nos recuerda la importantísima labor que esta iglesia tuvo como centro de bellísimos conciertos religiosos musicales en los s.XVII y XVIII

Empezaremos el recorrido por el lado de la epístola, en cuyo primer tramo encontraremos este bello retablo de las Santas sevillanas,Justa y Rufina

una bella obra con tallas de Jerónimo Hernández de 1580,provenientes del Hospital de las Cinco Llagas


En la predela un bello busto del Cirineo atribuida a Juan de Mesa.
A ambos lados del retablo se abren dos capillas laterales y atrasadas , en la primera, la antigua capilla bautismal, veremos este portento artístico del genial Martínez Montañés, este bellísimo San Cristóbal con el Niño, tallado en 1597 ,por encargo de la Hermandad de guanteros de Sevilla de mas de 2 metros de altura.

La otra es la capilla de san Miguel ,con este bello retablo en mármol de 1781 obra de Julián del Villar, que era el trascoro desaparecido del templo


siendo la talla del Arcángel una talla anónima del s.XVIII.
En el siguiente tramo veremos dos bellos retablos barrocos juntos ,que parecen uno solo.

En el primero de ellos veremos esta magnífica talla del Cristo de la Humildad y la Paciencia atribuida a Antonio Quirós y hecho en 1696,que ocupa el lugar que antes ocupaba el retablo de san Cristóbal



y  el segundo ,obra de José Diaz, de mediados del s.XVIII, lo preside esta preciosa talla de 1699 de San Fernando, el rey que conquistó Sevilla, obra de Antonio Quirós, policromada por Francisco Meneses

Ahora en el tramo que hace de crucero en el lado de la epístola ,veremos el impresionante retablo de la Virgen de las Aguas ,obra de José Maestre de 1717 ,puro barroco


con un bello Niño Jesús en la predela obra de Martínez Montañés

y presidido por una maravillosa talla anónima del s.XIII de la Virgen de las Aguas




y rematado por esta representación de la aparición de la Virgen al rey Fernando ante las murallas de la ciudad, previa a la conquista de Sevilla



Delante del retablo la bella pila bautismal labrada en 1591 por el cantero Pedro López de Berastegui


En el cuarto tramo veremos otro bello retablo  en lo que antes fue la capilla de san Crispín y san Crispiniano de 1733 y hecho por Bartolomé García que ahora ocupa este precioso grupo tan querido en Sevilla y conocido como el Paso de la Borriquita, del s.XVIII ,del taller de Pedro Roldán.




A su lado ,pero en el testero del lado de la epístola ,uno de los mas bellos Crucificados de Sevilla, el Cristo del Buen Amor de Juan de Mesa de 1616

presidiendo un bello retablo, que tiene a la izquierda según miramos a la Virgen del Socorro del s.XIX atribuida a Gabriel de Astorga y a la derecha una talla anónima de Santiago el Mayor del s.XVII

El retablo lo remata un precioso san José de Pedro Roldan.



La Virgen es de una belleza extraordinaria

Llegamos al altar mayor, donde contemplaremos, la belleza de su retablo, una explosión barroca,

obra de Cayetano de Acosta en 1776,que consta de un banco en su parte inferior, un cuerpo central con tres calles ,del mas puro arte sevillano.

La Transfiguración es la escena central del mismo





que se remata con Dios Padre en el ático del retablo





Todo el retablo ,está rodeado de  bellos arcángeles, y dos precioso ángeles lampararios , como este de la foto




La cubierta del presbiterio tiene unas bellas pinturas al fresco de Juan de Espinal de 1776,con la apertura de los cielos y la bajada del Espíritu Santo
Y a ambos lados del presbiterio dos bellísimos púlpitos 





A continuación, veremos, este bello retablo del Cristo de los Afligidos ,obra barroca de 1635 debida a la gubia de Gaspar Ginés





En la predela una estupenda talla del s.XVIII atribuida a Cristóbal Ramos de la Virgen Dolorosa

Leyendas de Sevilla

Pasamos ahora ,ya en la nave del evangelio, por delante del acceso a la sacristía, hoy convertida en pequeño museo y que luego veremos, para acceder al otro brazo del simulado crucero, donde admiraremos el bellísimo retablo de Cayetano de Acosta de 1778,de la capilla Sacramental, con un formato de templete suspendido



Preciosa su escultura central ,con una alegoría del Cuerpo de Cristo sobre un candelabro de sietes brazos y profetas y apóstoles en su parte inferior

de nuevo con Dios Padre rematándolo


En la parte inferior veremos la talla de la Virgen del Voto



En el interior de la capilla nos asombraremos con el maravilloso altar de plata de los jesuitas, obra del platero Tomás Sánchez Reciente de 1753 que sustituyó en 1905 al primitivo retablo de la capilla incendiado que también era de Cayetano de Acosta.




que preside la maravillosa talla de Nuestro Padre Jesús de la Pasión obra del gran Martínez Montañés, pintado por Francisco Pacheco, el suegro de Velázquez, a su lado dos tallas en madera de dos santos jesuitas, san Ignacio y san Francisco Javier


En su lado  derecho la bella talla de Nª Sª de la Merced de Sebastián Santos de 1966


 


y al otro lado la talla de san Juan de Juan de Astorga.


 

El tramo tercero hasta el hastial, del lado del evangelio ,lo cubren estos dos retablos.



El primero es el de la Virgen del Rocío, un retablo de José Maestre de 1752 ,en donde veremos una copia de la mencionada Virgen de Sebastián Santos  de 1960


El segundo es un precioso retablo de José Montes de Oca de 1714 con santa Ana enseñando a leer a la Virgen Niña


En el último tramo del templo veremos estos dos retablos, el primero el de la Virgen de la Antigua





lo preside un cuadro de 1724 de Juan Ruiz Soriano que es una copia excelente ,del existente en la Catedral de Sevilla





El último retablo mas moderno obra del escultor Fernando Aguado ,exhibe el Simpecado de la hermandad del Salvador que preside sus peregrinaciones anuales al Rocío una joya del bordado




A los pies del templo ,en el hastial pude ver el paso de Semana Santa de la Pasión




donde estaba expuesta la maravillosa obra de arte que es la custodia de la colegial





con detalles maravillosos, pura filigrana ,en plata maciza





Volvemos hacia la cabecera del templo, para entrar en la Sacristía Baja que junto con la Alta forman un pequeño museo con preciosas obras de arte, donde pudimos contemplar algunas de ellas.



De entrada veremos estos preciosos sitiales del primitivo coro del s.XVIII obra de José y Felipe Gonzalez





que enmarcan este bello cuadro de Pablo Legot de 1631 con la Transfiguración de Cristo





En la misma sala esta bella Magdalena de Pedro de Camprobin del primer tercio del s.XVII






Luego veremos estos bellos retablos de madera ,maravilloso esta Anunciación de la escuela de Duque Cornejo,




Este otro con esta Adoración de los Reyes tiene por autor a Juan de Oviedo de 1608


y autor también de este Resucitado, posiblemente todos pertenecientes a un mismo retablo hoy perdido


Luego veremos una preciosa colección de cuadros anónimos ,este del s.XVII, con la Deposición de Cristo



Estas dos Inmaculadas de la escuela sevillana ,esta del s.XVII



y esta otra del s.XVIII


Preciosos son estos dos cuadros,una Piedad sevillana del s.XVII


y este bello Ecce Homo flamenco del s.XVI


Muy bello también es esta cabeza de san Pablo de Llanos Valdes de 1670 



Enorme es este cuadro de san Millán en Clavijo anónimo del s.XVII



Preciosa esta talla de san Pedro de José Montes de Oca de 1714


Bello es este Cristo del Buen Viaje anónimo del s.XVI


y esta talla anónima de una Inmaculada de la escuela sevillana del s.XVII



 Encima de las cajoneras ,este bello retablo sin pintar de Jose Maestre,que enmarca un bello cuadro del sacrifício de Isaac,obra de LLanos Valdés.




Además se exhiben buen numero de cálices ,coronas de Vírgenes y elementos del ritual católico. 
En fin, hora de despedirnos de esta joya guardada en Sevilla y un consejo ,venid a verla, seguro que os encantará..
Un saludo amigos









Vinculado con :





































No hay comentarios:

Publicar un comentario