martes, 18 de junio de 2024

Madrid para madrileños y foraneos. Decimocuarto paseo.El Paseo de Recoletos(II).

 Vamos a iniciar este decimocuarto paseo ,donde dejamos el anterior ,en el Cafe Gijón en el Paseo de Recoletos casi esquina a la calle Almirante.

Nada mas cruzar esta calle por el lateral veremos la bella sede  de la Fundacion Mapfre

donde tiene una magnífica sala de exposiciones , distribuida en varias salas que ocupan dos pisos

y que lleva acogidas en los últimos años, algunas de las mejores exhibiciones ,que hemos visto en Madrid como la muy reciente dedicada a Leonora Carrington donde vimos cuadros como estos 



,o aquella maravillosa de Boldini y la pintura española del s.XIX del año 2018 ó aquella inolvidable de 2017 sobre Los Fauves, estas dos últimas las  podéis volver a ver pinchando encima del nombre.

Continuamos por la misma acera y unos 40 metros adelante tomaremos a la izquierda la calle Barbara de Braganza que luego de unos 200 metros de repecho nos dejara delante de las bellas escalinatas de la Iglesia de Santa Bárbara que nos embellecen su ya de por si bella fachada.

La iglesia formaba parte del convento de las Salesas Reales, un conjunto arquitectónico en el que también se incluye el contiguo Palacio de Justicia, sede del Tribunal Supremo.

Inicialmente se quiso que la obra la realizara el arquitecto real Juan Bautista Sachetti, pero con posterioridad y sin saber razones  se prefirieron los planos  del francés François Carlier, luego muy modificados por el arquitecto español  Francisco Moradillo, quien se hizo cargo de la dirección de la obra, a quien se debe todo el segundo cuerpo, con las torres y la cúpula con su tambor y la finalización del edificio en 1758.



Construida en ladrillo y mampostería, su fachada principal forma un triple pórtico rematado por frontón entre dos torres cuadrangulares de un solo cuerpo. La fachada aparece ornamentada con relieves de la Visitación, del escultor italiano Juan Domingo Olivieri, impulsor de la  Real Academia de Bellas Artes de San Fernando,




y las estatuas de bulto en nichos de San Francisco de Sales y Santa Juana Francisca, obra de
Alfonso Giraldo Bergaz,


A Olivieri pertenece también el grupo de la Sagrada Familia, originalmente en la portada del convento y trasladada al lienzo de muro que forma ángulo con la fachada de la iglesia en el atrio


En el interior de la iglesia, uno de los más suntuosos del barroco madrileño, se conservan los monumentos funerarios de  Fernando VI y  de Bárbara de Braganza, quienes fueron sepultados allí según sus deseos, siendo de los pocos reyes modernos de España que se encuentran fuera del Panteón Real del  
Monasterio de El Escorial (los otros son Felipe V y su segunda esposa, Isabel de Farnesio, que se encuentran en la Granja de San Ildefonso, en Segovia)
Los mausoleos fueron diseñados, por encargo de Carlos III, por el arquitecto Francesco Sabatini, y labrados en mármol y pórfido por los escultores Francisco Gutiérrez y Juan León respectivamente.
Este es el bello sepulcro del Rey en el lado de la epístola


Mirad que bellos detalles de las esculturas de Fco Gutierrez


La nave central se remata con un precioso altar mayor  trazado por Francisco Carlier con esculturas de Juan Domingo Olivieri



y un gran lienzo de la Visitación de María a su prima santa Isabel del pintor napolitano  Francesco de Mura (1748) ocupando el cuerpo central.
Pintor de quien también en una nave lateral veremos este precioso cuadro de San Francisco Javier


En esas naves laterales también veremos estos preciosos cuadros de Charles Joseph Flipart (1760),la Rendicion de Sevilla al rey Fernando


Este otro de Corrado Giaquinto con  Santa Juana Francisca Fremyot de Chantal y san Francisco de Sales adorando el Corazón de Jesús (1745)
 

y este otro del pintor italiano  Gianbettinio Cignaroli(1748) El nacimiento de Cristo


En esta nave central veremos este bellísimo púlpito rococó

y esta preciosa cubierta en forma de cúpula



así como  este precioso estrado real también muy rococó en el presbiterio


En el lado del Evangelio a la altura del túmulo real
se halla desde 1870 el mausoleo del general Leopoldo O'Donnell, esculpido en mármol de Carrara por  Jerónimo Suñol.


El sepulcro de la reina no es visible desde la nave central, al estar ubicado en la Capilla del Santísimo,


que se encuentra presidida por una bella Sagrada Familia, la mejor de todas las obras de  Juan Domingo Olivieri



 y a la izquierda , compartiendo pared medianera  con el túmulo del rey, lo veremos.
Recordad que las esculturas son del español Juan Leon y el diseño del mausoleo, de Sabatini




Ahora volvemos a bajar por la calle de Barbara de Braganza hasta alcanzar de nuevo el Paseo de Recoletos giramos a mano izquierda y nos encontraremos con la bella cafeteria-restaurante El Espejo


con una preciosa terraza en el seto central de dicho paseo, otro estupendo sitio para un buen almuerzo ó cena


y a continuación el edificio y la entrada del Casino Gran Madrid  con su bella estatua de la Rana de la fortuna


obra urbana del escultor toledano Eladio de Mora, conocido como dEmo.


 Ya estamos en la Plaza de Colón, ahora volvemos al seto central para ver las estatuas  de Andrómaca (1856) de Jose Vilches



y el monumento a d.Juan Valera realizado en 1928 y obra del escultor Lorenzo Coullault 



En la próxima entrada terminaremos de pasear Recoletos y pararemos en la Plaza de Colón.
Allí os espero amigos.
Cordiales saludos.

Vinculado con :
















viernes, 14 de junio de 2024

Madrid para madrileños y foraneos. Decimotercer paseo.El Paseo de Recoletos(I).

 En el último paseo por la plaza de la Cibeles os cité en el Café de Gijón para ,despues de almorzar allí , continuar juntos otro pequeño recorrido para conocer mejor mi pueblo .

Hoy iniciaremos pues un nuevo recorrido andando por el Paseo de Recoletos para saludar a d.Ramón María del Valle Inclán ,mi autor teatral ,y uno de mis escritores, favoritos a quien tanto le gustaba pasear por estos senderos y que allí tiene esta estupenda estatua obra de Francisco Toledo Sanchez realizada en 1972  ,que nos lo recuerda


 
Pero empecemos por el principio : Este paseo se llama así en recuerdo a los Monjes recoletos descalzos que  en 1592 fueron a vivir sobre unas casas y  terrenos del Prado Viejo que les fueron cedidos por la princesa de Asculi, Francisca de Guzmán. 
A principios del s.XVII, comenzaron las obras del nuevo convento, que 
fueron encargadas ,según algunos autores a fray Lorenzo de San Nicolás, y sobre todo a su padre el arquitecto , Juan Martin ,que luego profesaría bajo el nombre de Fray Juan de NªSª de la O ,ambos padre e hijo fueron hermanos de la orden recoleta.
Las obras concluyeron en 1620 luego de que los monjes compraran huertas colindantes, ampliando notablemente la extensión del mismo.
Este era su aspecto hacia 1647


En el mismo fue enterrado  el pintor Francisco de Zurbarán, pero sus restos se perdieron durante el derribo del convento en 1840.
Y poseía un importante tesoro cultural en sus capillas laterales entre otras la que acogía a la Virgen de  Nuestra Señora de Copacabana, que albergaba la imagen de la patrona de Perú traída por fray Miguel de Aguirre en noviembre de 1662.
 Llegó a tener tal importancia en la época que acabó dando su nombre al convento.
 El exterior de la capilla se decoró con pinturas de Herrera el Mozo, Sebastián de Llanos y Valdés y Juan de Arellano, y en el camarín de la Virgen obras de Lucas Jordán, El Greco y Luisa Roldán, La Roldana.
Casi todas hoy perdidas 
En otra capilla  la de San Juan Bautista y San Francisco  albergó desde 1647, por disposición testamentaria de su anterior propietario Juan Ramírez de Arellano, la popular imagen del Cristo del Desamparo de Alonso de Mena, por lo que se la conoció a partir de entonces por este nombre.
 Imagen que hoy se venera en la bella iglesia de San José madrileña


Este era el aspecto del convento en 1820 y del paseo según vemos en este cuadro de Giuseppe Canella


En 1837 los monjes fueron expulsados y el convento desamortizado. Fue el propio Mendizábal quien lo compró en pública subasta por 1.353.000 reales.
 Poco después fue derribado y sobre sus restos se levantarían la actual Biblioteca Nacional y el Museo Nacional Arqueológico que luego veremos.

Bueno ya sabemos de donde proviene el nombre ,ahora vamos a pasearlo  como hacia Valle.
Por la acera de la derecha según vamos hacia Colon ,casi medianero con el precioso  Palacio de Linares que veíamos en la anterior entrada, nos encontraremos  con el Palacio del Marqués de Salamanca, sede hoy de la Fundación BBVA.
En 1845  el Marqués ,d.José de Salamanca y Mayol ,comienza la construcción de su palacio en el paseo de Recoletos, contiguo al hoy desaparecido  palacio de Remisa que ocuparon la reina gobernadora María Cristina María Cristina ,viuda de Fernando VII el felón y su querido primero y luego morganatico marido, el duque de Riánsares, y la inmensa prole que tuvieron. 
El encargado de su construcción fue el arquitecto Narciso Pascual y Colomer, autor del edificio del Congreso de los Diputados, que también construyó una finca para Salamanca en Aranjuez.
Tiene una bella reja que se abre para el paso de carruajes


y una bonita fachada de su puerta principal


Dentro tiene un bello jardín con preciosa fuente 


y originalmente tuvo esta otra fuente del amorcillo que hoy podemos disfrutar en la Rosaleda del Retiro


Preciosa su escalera principal



Sus bellos patios 



Y sobre todo las pinturas murales de los techos de los salones principales en estilo muy pompeyano.

Salón Mercurio
 Detalle


Salón Zeus


detalle
 


La Fundación guarda entre sus obras cuadros como este maravilloso retrato de d.Pantaleón Perez de Nenin de Goya pintado en 1808


ó esta vista de Madrid pintada en 1962 por Antonio Lopez


y este bello cuadro de  Leonora Carrington también de 1962


entre otra muchísimas obras de arte de su impresionante colección.
En frente en la parte central del Paseo de Recoletos,veremos la antigua y bella fuente de la Mariblanca


que nos acompaña andando junto con la fuente de los jardines de Recoletos  hasta la esquina con la calle Prim.



Cruzando a la acera de la izquierda podemos visitar en el número 11 la escondida Iglesia de San Pascual Bailón


que oficialmente es el Monasterio y la Iglesia de la Inmaculada y San Pascual . 
El edificio fue proyectado en 1865 por Juan José de Urquijo y construido a partir de 1866 sobre el solar del antiguo convento de San Pascual que tenía esta vista en 1683


Hoy su interior es muy sencillo 


pero en sus paredes colgaron cuadros como estos, todos ellos conservados hoy en el Museo del Prado, donde podéis verlos,

San Francisco de Asís de Claudio Coello


De Alonso del Arco es este San José de Capistrano


La Coronación de la Virgen de Diego Velázquez

 
y estos dos bellos cuadros de hacia 1654 del pintor Antonio Arias Fernandez ,
Cristo con la cruz a cuestas encuentra a la Verónica


y este bella Virgen del Rosario


Ahora en un pequeño triangulo de menos de 300 metros encontraremos la belleza del teatro madrileño.
Subiendo por la calle Prim a menos de 60 metros veremos el "moderno" Teatro Marquina


con precioso y cómodo interior


Subiendo otros 100 metros casi en la esquina, ya en la calle Barquillo ,antiguo centro de manolas y chisperos de los tiempos de Goya, nos encontraremos con la bella fachada del Teatro Infanta Isabel, que fue inaugurado como barraca para un cinematógrafo en 1906, y se transformó en sala teatral a partir de 1914


también con un precioso y recoleto patio de butacas


 Aquí se estrenaron las mejores obras de  autores de la talla de Jacinto Benavente, Enrique Jardiel Poncela y Miguel Mihura.
Y ahora seguimos por Barquillo y en la primera por la derecha, la calle del Almirante bajamos de nuevo para Recoletos giramos en la segunda a la izquierda y tomamos la Calle Tamayo y Baus en cuyo centro a unos 40 metros veremos el bello Teatro María Guerrero que fue inaugurado en 1885 como teatro de la Princesa y declarado por el Ministerio de Cultura, en 1996, Bien de Interés Cultural.
 Adquirió su actual nombre en 1931, como homenaje a su última propietaria, la actriz española Maria Guerrero


Aquí se estrenaron obras de Jacinto Benavente, Valle-Inclán, Pedro Muñoz Seca, los hermanos Álvarez Quintero o Benito Pérez Galdós
 Precioso sus palcos y su patio de butacas ,pues la idea original era hacerlo un sitio de entretenimiento de la alta sociedad y carecía de entrada populares


El techo es una preciosidad



Volvemos y a unos 50 metros estaremos de nuevo en el bello Paseo de Recoletos.
Casi en la esquina entre Paseo de Recoletos y calle del Almirante por la que bajábamos nos encontraremos de nuevo en el Café Gijón


Donde aún se puede desayunar tranquilamente leyendo el periódico ,disfrutar de una tertulia o de una buena comida a la hora de almorzar.
Fue fundado el 15 de mayo de 1888 por Gumersindo Gómez , un asturiano afincado en la capital de España por aquellos tiempos
Gumersindo llevaba el local desde un atrio elevado y pronto abrió una terraza en el paseo enfrente del local.



 Los primeros clientes famosos fueron José Canalejas, que se sentaba en una mesa y tomaba a solas su café hasta el día de su asesinato; Santiago Ramón y Cajal, acompañado las más de las veces de un alumno; Benito Pérez Galdós, acompañado siempre de algún amigo. Uno de los personajes primerizos y mas asiduos fue Valle-Inclán que era atraído por el frescor de la terraza, buscando tranquilidad de otros bulliciosos cafés como el Café de la Montaña, ó el Kursaal de la plaza del Carmen.
Por dentro conserva sus mesas de mármol que cubren con manteles a la hora de comer


y su bello restaurante en el sótano


Paramos aquí nuestro viaje que continuaremos próximamente por este bello paseo hasta llegar a Colón.

Aquí os espero amigos.
Cordiales saludos.

Vinculado con :